Recompensar la experiencia

Nuevo programa en la fábrica honra a los empleados de larga trayectoria

Nuestra planta de etiquetas y materiales de embalaje en Champ sur Drac, Francia, está ocupada. “Funciona a toda máquina”, dice el gerente de operaciones Nick DiGrazia, “las 24 horas del día, todos los días de la semana, 360 días al año”.Para mantener ese ritmo, los empleados trabajan uno de tres turnos, incluidos dos nocturnos, seis días a la semana, con cuatro días de descanso entre semanas.

Pero, ¿qué sucede cuando los empleados de larga trayectoria pierden su energía o su deseo de trabajar con un horario tan intenso?

Al igual que muchas otras fábricas, nos enfrentamos a la pregunta de cómo satisfacer mejor las necesidades de los empleados leales de larga trayectoria: trabajadores que pueden no estar en la edad de jubilación, pero que podrían no querer continuar en un trabajo exigente y físicamente agotador o que requiera mucho tiempo. El equipo de Champ sur Drac llegó recientemente a una solución innovadora para este desafío, impulsado en parte por el “contrato generacional” de Francia, que, entre otras cosas, exige que las empresas den lugar a los trabajadores de más edad.

A través de un nuevo acuerdo llamado The Zeus Program, los empleados de larga trayectoria de 55 años en adelante son asignados a los turnos de mañana o tarde, de lunes a viernes, lo que significa que ya no tienen que trabajar por la noche o los fines de semana. Se contratan empleados nuevos para cubrir aquellos turnos en que los “Zeuses” no trabajan; ese costo se equilibra al tener Zeuses disponibles cuando otros empleados están enfermos o de vacaciones.

Además, cada vez que necesitamos empleados para participar en un kaizen o cualquier otro proyecto de resolución de problemas, nuestros Zeuses son nuestros expertos directos: los retiramos de forma temporal de la línea de producción para aprovechar sus conocimientos especializados para mejorar los procesos o innovar para los clientes

“Algunos de nuestros trabajadores en Champ sur Drac han estado con nosotros desde hace 30 o 40 años”, dice Nick. “Esa experiencia y conocimiento no tienen precio. Los otros trabajadores realmente los respetan, porque la mayoría han sido capacitados por uno de ellos”.

recompensar la experiencia

Con cuatro Zeuses participando y probabilidades de incorporar más, el programa ha sido bien recibido.

“No trabajar en las noches y fines de semana ayuda a estos muchachos a volver a un estilo de vida más normal”, dice Nick. “Es difícil estar en un equipo de voleibol o liderar un grupo Scout con un horario rotativo de siete días a la semana. Es difícil cuidar a tus nietos. Ahora pueden hacer más de eso, y, dentro de unos años, cuando se jubilen, el cambio no será tan abrupto”..

Hacer de Avery Dennison un excelente lugar para trabajar es uno de nuestros objetivos de sostenibilidad para 2025. Consulte más acerca de nuestros esfuerzos recientes relacionados con las personas aquí.

 

Historias relacionadas

Las nuevas mujeres trabajadoras de China

Invitar a la introspección

Hacer que la seguridad sea parte de nuestro proceso